facebook instagram googlemaps email telefono

 

Sebastián Nicolau

(click)

 

Tras Duplum, Ensembles y LAND, exposiciones en torno a trabajos principalmente escultóricos alrededor del paisaje evocado desde la abstracción, (click) puede parecer un cambio, un giro en mi obra, sin embargo creo que se trata de la incorporación de un nuevo registro pues esta serie recupera una iconografía ya desarrollada en mi pintura realista de los años ‘80 y ‘90. Es la adaptación del formato de aquellos paisajes desde una óptica que enlaza la pintura digital con la tradicional analógica. Una estrategia que hibrida no sólo técnicas que mantienen en común los materiales sino técnicas que juegan en categorías diferenciadas: el color luz y el color pigmento. Un mestizaje que responde a mi interés por registrar las posibilidades expresivas de cualquier medio de producción artística desarrollado anteriormente con la pintura, el dibujo, la escultura o la animación 3D y, de manera singular, la fotografía, que en (click) interviene al servicio de la pintura.

(click) Es también un paréntesis en mi producción pero no independiente del resto de mi obra, pues contiene en él parte de mis inquietudes conceptuales (realidad/ficción_abstracción/figuración_literalidad/relato). Además explicita el proceso fotográfico que subyace en cada obra.

Paisajes inexistentes, o mejor dicho, paisajes compuestos de diferentes paisajes que fotografío móvil en mano por separado y aúno o modifico para crear otro nuevo que sólo existirá como obra plástica. Paisajes hilvanados  entre sí, fundidos digitalmente para crear espacios pretendidamente reales. Trabajos de pintura, de dibujo, sobre trabajos realizados con herramientas digitales, pinceles al fin y al cabo, para pintar en una pantalla iluminada cuyo resultado traslado a su reproducción en papel sobre aluminio para dibujar de nuevo analógicamente, cubriendo la imagen con pastel, lápiz pastel y acuarela. Creando una capa dibujada sobre otra, modificándola tanto física como conceptualmente. Paisajes iluminados por la luz del color materia y por luces irreales de ficticios tubos de neón.

(click), paisajes (LAND de nuevo, como un continuum) con cierto carácter romántico que enlazan con la pintura naturalista revisitada a través de un prisma conectado a la memoria de una naturaleza testigo y metáfora del paso del tiempo (El rio que me lleva / La corriente que nos lleva / In Ictu Oculi / El jardín de las luces / …).

Paisajes en los que el sustrato fotográfico se mantiene como un fondo nostálgico, melancólico, apenas vislumbrado tras el dibujo último que trata de evidenciar la distancia entre Naturaleza y quienes la observamos, lejana, a través de su interpretación. En alguna medida constatando la pérdida de un paraíso; El tiempo. Un paraíso perdido sólo recuperado si al percibir la emoción de ese instante lo hacemos posicionados desde una mirada reflexiva, cuando la distancia entre él y nosotros se ilumina y se acorta en un (click).

Francisco Sebastián Nicolau

 

 

 

 

Shiras Galería inaugurará el próximo día 26 de enero a las 19:00 la exposición (click) del artista Sebastián Nicolau (Valencia-1956). Tras su serie Duplum expuesta en 2016 en Shiras, el artista vuelve a la galería para mostrarnos su nuevo proyecto, (click), a través de una veintena de obras distribuidas entre nuestras dos salas. A lo largo de su trabajo Sebastián Nicolau viene fijando su interés en la relación que se establece entre lo que creemos ver y lo que realmente percibimos. Siempre girando alrededor de la realidad y la ficción. Así, figuración y abstracción son fórmulas que conviven y forman parte de un todo en el que, en ocasiones, se hace difícil distinguir los límites de cada una.

Sebastián Nicolau nos presenta su último trabajo como la incorporación de un nuevo registro expresivo, “un click dentro de un paréntesis”.

Su proyecto, Land, expuesto en 2019/20 en la Fundación Bancaja, (Valencia), revisaba parte de su producción anterior vinculada al paisaje abordado desde una óptica de cierto carácter abstracto. (click) hace girar el concepto sobre sí mismo para abordarlo ahora desde una visión de carácter figurativo-realista. Sin embargo, al hacerlo, invierte los términos y nos hace ver paisajes realistas que en esencia son abstracciones, fragmentos de otros varios, en ocasiones alejados entre sí, partes de otros paisajes, lugares reales o inexistentes, que se combinan para crear otros ficticios, oníricos, pero reconocibles a nuestra vista como localizables.

De alguna manera en (click), Sebastián Nicolau revisita sus obras realistas de lo años 80 y 90 abordándolas desde un nuevo registro en el que incorpora dos lenguajes expresivos: el digital y el analógico. Según palabras del artista: “Un mestizaje que responde a mi interés por registrar las posibilidades expresivas de cualquier medio de producción artística desarrollado anteriormente con la pintura, el dibujo, la escultura o la animación 3D y, de manera singular, la fotografía, que en (click) subyace e interviene al servicio de la pintura. (…) Paisajes ilusorios, o mejor dicho, paisajes compuestos de diferentes paisajes que aúno o modifico para crear otros nuevos que sólo existirán como obras pictóricas.»

Sebastián Nicolau, artista multidisciplinar, trabaja desde los años setenta fijando su interés en la relación entre el paisaje atmosférico y el elemento arquitectónico, urbano e industrial. Paisajes naturalistas de factura realista, campo abierto o lucernarios de hierro y cristal… Desde ellos abordaría a través de varias de sus series (Hilvanes, Cartones; Hules, Talleres…) el espacio de la escultura, el video y la animación 3D, para retornar y revertir nuevamente el bagaje sobre la pintura y el dibujo. Una visión del paisaje hacia su síntesis formal, barajando los conceptos de realidad-ficción, tangibilidad y representación o realidad-abstracción.

En 2018 publica Mercurio entre los dedos (MAKMA ediciones). Una primera incursión en el mundo de la literatura en la que reflexiona sobre el concepto del paso tiempo, creando un universo autobiográfico que de alguna manera visualiza en (click), tanto a través de los planteamientos de las obras como de sus títulos.

Ha realizado treinta y siete exposiciones individuales entre las que cabe destacar las celebradas en la Galería Zannettaci en Ginebra, Tamènaga Gallery en Tokio, Osaka y Nueva York, Trentadue en Milán, Leandro Navarro en Madrid, Alejandro Sales en Barcelona, IVAM, l’Almudí, Fundación Bancaja o Shiras en València. Además ha participado en varias ediciones ferias de carácter nacional e internacional como ARCO, Art Madrid o ESTAMPA así como innumerables exposiciones colectivas o de grupo de carácter nacional e internacional.
Su obra está presente en colecciones como las del IVAM en València, el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, la Fundación Mapfre, la Fundación Banco Sabadell. El Museo D’Arte Dello Splendore (Italia), el Centro de Arte Contemporáneo Caja Burgos, la Fundación Hortensia Herrero, València, la Fundación Bancaja, València, el Museo Villafamés en Castellón, la Colección Arte Contemporáneo U.P.V., la Colección Arte Contemporáneo U.V., la Fundación Antonio Pérez de Cuenca, Colección Martínez Guerricabeitia, València, la Colección Fischer,
entre otras.

Así define Sara Joudi, directora artística de Shiras, el proyecto: “Una muestra de gran madurez y elegancia, donde la experiencia del artista se hace latente ante cada obra. (click) nos adentra en la naturaleza personal del artista utilizando y combinando la técnica del dibujo a lápiz y el uso de las nuevas tecnologías digitales que, fundidas, impactan en la mirada del espectador”.

La exposición se podrá visitar en Shiras Galería hasta el 22 de marzo, de lunes a sábado de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00.